Templo Eucarístico Diocesano
San Martín de Tours
C/ Desengaño, 26
28004- Madrid

Teléfono: 915 227 266
Correo: info@anfesanmartin.org
Twitter: Anfe6














El culto a la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía, incrementado a raíz de la institución de la fiesta del Corpus Christi en el año 1264, floreció en numerosas Cofradías del Santísimo Sacramento, algunas de las cuales, por su especial espíritu de reparación, se llamaron Cofradías Penitentes.
Especial importancia cobró la Cofradía radicada en la iglesia de Santa María Supra Minerva en Roma.
 Nacida en 1530, fue aprobada y erigida canónicamente por su Santidad Pablo III con su Bula Dominus Noster Jesus Christus en 1539.




Pocos años después, San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán, sugirió a sus fieles la idea de consagrar Cuarenta Horas a la adoración del Santísimo Sacramento expuesto durante los dias de Carnaval.

En 1592 Clemente VIII, extendió esta piadosa obra, convirtiéndola prácticamente en adoración perpetua, ya que las Cuarenta Horas de adoración se sucedían continuamente.

La Adoración Nocturna, como tal, nació en Roma en noviembre de 1810, durante el pontificado de PÍO VII y precisamente con ocasión de su cautiverio.

Fue su iniciador el sacerdote Santiago Sinibaldi, canónigo de Santa María in Vía Lata.

Se erigió canónicamente el 23 de diciembre de 1815 y fue puesta bajo el patronazgo de la santísima Virgen María y del Santo español San Pascual Bailón.


 El Papa León XIII la elevó a Archicofradía el 27 de abril de 1824 y San Pio X le concedió, el 8 de agosto 1906, el privilegio de agregarse en perpetuo todas las Asociaciones canónicas cuyo, objeto sea la adoración nocturna al Santísimo Sacramento.

 Independientemente en Francia, I´abbé de la Brouillerie, en 1844, creó la Adoración nocturna desde casa. Sin salir de su domicilio, personas piadosas se comprometen a recogerse en adoración eucarística una hora al mes entre las ocho de la noche y las ocho de la mañana.

Dos iglesias -una en París y otra en Lyon- recogen y presentan a Dios las adoraciones silenciosas de esas almas eucarístias.
Pero un judio converso, llamado Hermann Cohen, hizo ver a I´abbé de la Brouillerie que no faltarían  hombres dispuestos a realizar esa adoración, turnandose durante la noche ante el Santísimo Sacramento expuesto en una iglesia concreta.




Y el 6 de diciembre de 1848, en la iglesia de Nuestra Señora de las Victorias de Paris, diecinueve caballeros celebraron su primera Vigilia.

Desde la antigüedad, existieron en diversos puntos de España Cofradías del Santísimo Sacramento agregadas a  la de Santa María Supra Minerva y agrupadas en torno a los  llamados Centros Eucarísticos.

Las Cuarenta Horas se habían establecido entre nosotros a partir de 1814, pero en la noche del 3 de noviembre de 1877, animados por el ejemplo de la Adoración Nocturna surgida en Francia ventinueve años antes, un grupo de siete caballeros (Luis Trelles y Noguerol, Pedro Izquierdo, Juan de Montalvo, Manuel Silva, Miguel Bosch, Manuel Maneiro  y  Rafael González ) iniciaban en Madrid la Adoración Nocturna, celebrando su primera Vigilia en la  iglesia del hoy derruido convento de Capuchinos del Prado.

Y el 3 de noviembre de 1878, el Cardenal de Toledo, D. Juan Moreno Maisonave,
aprueba los Estatutos y Reglamentos de la A.N.E.
La Adoración Nocturna, en un principio, quedó incorporada al Centro
Eucarístico que agrupaba a las Cofradías del Santísimo.

En 1893, con ocasión del Congreso Eucarístico Nacional celebrado en Valencia,
la Obra fundada en Madrid se constituyó en Adoración Nocturna Española,
bajo dirección única, a la que en adelante se sujetarían las nuevas fundaciones, aceptando el mismo Reglamento y un rito uniforme.





En 1925, con  gran esfuerzo por parte de Doña Ana Adrién Mur, se fundo la asociación llamada : ARCHICOFRADIA DE LA ADORACIÓN NOCTURNA DE SEÑORAS ESCLAVAS DEL CORAZÓN EUCARÍSTICO DE JESUS Y DE MARÍA DOLOROSA DE VALENCIA.

La Obra comienza a difundirse por varias Diócesis de España.
En 1950, durante el Congreso Eucarístico Internacional de Barcelona,
se celebró la  I Asamblea, de la que surgió la Adoración Nocturna Femenina Española (A.N.F.E)



También en 1950, se inician las primeras Vigilias en la Diócesis de Madrid
arropadas por el Párroco de la iglesia de la Concepción de Nuestra Señora,
que un año después se convertiría en el  primer Director Espiritual Diocesano, cuando la  Sección de Madrid fue inaugurada, la Víspera de Cristo Rey, en 1951, por el Excmo. Sr Obispo de la Diócesis Eijo y Garay.